TRATAMIENTO DE LA PAPADA

Actualmente para la papada tenemos varias opciones.

  1. Tratamientos infiltrados, como por ejemplo el Prostolane Inner B.
  2. Tratamientos más definitivos como el Lipolaser que en una sola sesión, con un procedimiento ambulatorio y con anestesia local. Mediante una sonda laser se realiza una liposucción mínimamente invasiva con un resultado de eliminación de la grasa y retensado cutáneo para disminuir la flacidez. Resultados duraderos y rápido post-operatorio.

PROSTOLANE INNER B

Prostolane Inner B.

Para el tratamiento de papada se recomiendan 2 viales por sesión y se precisan un total de 3-4 sesiones espaciadas cada 15 días.

Los componentes activos del producto son:

  • Nonapéptido-32: promueve los ciclos metabólicos de la glicolisis y de la gluconeogénesis.
  • Pentapéptido-43: disminuye la lipogénesis y promueve la lipolisis.
  • Tripéptido-41: estimula la lipolisis y promueve la regeneración celular de los tejidos.
  • Octapéptido-11: activa la regeneración celular. Mejora el aspecto y el tono de la piel.

Prostolane Inner B desencadena un proceso natural de lipolisis en el tejido graso del paciente, inhibe la lipogénesis por lo que previene y evita el efecto rebote.

LIPOLASER

LIPOLÁSER con la última tecnología alemana en láser de diodo de 980 nanómetros.

Tratamiento mínimamente invasivo que mediante una sonda láser se realiza un doble acción, por una parte se destruye el adipocito (tejido graso) por calor y en el mismo tratamiento se promueve una retensión de la piel para evitar la flacidez. Los resultados son inmediatos, aunque los efectos definitivos aparecerán a los tres meses después del tratamiento.

Suele tener un leve post-operatorio, bajo índice de hematomas.

Se aconseja tener una valoración médica para la valoración y programación del tratamiento.