Protección solar ¿cómo utilizarlo?

 

proteccio-solarDebido los cambios atmosféricos, la degradación de la capa de ozono, las ganas de tener una piel bronceada, el envejecimiento poblacional y muchos otros factores, la incidencia de cáncer de piel aumenta.

Nos damos cuenta de que hay una desinformación de cómo utilizar los protectores solares. Con este artículo, intentaré aclarar algunas dudas y poner las cosas fáciles.

[blank h=»30″]

[/blank]

[text_divider type=»double»]

Información general

[/text_divider]

¿Cuándo me he de poner la protección solar?

Debería aplicarse cada día, incluso en invierno, si pensamos estar más de 20 minutos a la intemperie (aunque esté nublado).

Los rayos ultravioleta (UV) pueden ocasionar daño a partir de los 15 min de exposición.

¿Qué es el FPS (Factor de Protección Solar)?

El número del FPS indica cuánto tiempo se tarda en quemarse la piel utilizando la protección versus no utilizarla. Por ejemplo, un FPS 30, indicaría: se puede pasar 30 veces más al sol antes de quemarse que no utilizando la protección solar. Si una persona tardaría 5 min en quemarse, en teoría con un FPS 30 podría estar 150min (30 x 5 min) antes de quemarse. Decimos en teoría ya que la piel, la actividad física, la sudoración, el agua, etc. pueden alterar la protección solar.

Se debe tener presente que no hay ninguna protección solar que bloquee el 100% de los rayos UVB. Aproximadamente un FPS 15 bloqueará el 94% de los rayos UVB, un FPS 30 un 97% y un FPS 45 98% aproximadamente. Sin embargo, la Academia Americana de Dermatología recomienda un FPS 30 o superior.

¿Qué protección solar se recomienda?

El FPS se refiere a los daños de quemadura solar ocasionados por los rayos UVB, sin embargo debemos considerar los rayos UVA que causan daños en la piel, envejecimiento, arrugas y manchas dérmicas. Ambos incrementan el riesgo de cáncer de piel, por eso mejor escoger una protección de amplio espectro que proteja los UVB + UVA.

Además, mejor resistente al agua ya que no sólo nos bañamos, sino que el sudor puede alterar la protección solar.

¿Cuál presentación es la mejor?

Inicialmente «utiliza el que más te guste», aunque os diré algunos consejos:

  1. Cuando se aplique, poner una capa gruesa y uniforme. La aplicación es tan importante como el FPS.
  2. El aerosol puede ser más cómodo para las zonas donde haya pelo.
  3. Las cremas son mejores para las pieles secas.
  4. Los que llevan alcohol o en forma de gel, estarían más indicados para pieles grasas. Mejor utilizar protectores «sin aceites» o «no comedogénicos».
  5. Para gente con piel sensible, en el mercado hay formulaciones específicas.
  6. Los aplicadores en barra de cera, indicados para contorno de ojos.
  7. El bloqueador resistente al agua no es buena solución si te tienes que maquillar. Utiliza uno específico para la cara en este caso, de esta manera no se cierra el poro y se evitan obstrucciones o brotes de acné.

¿Qué va primero, la crema hidratante o la protección solar?

Haciendo la secuencia inicial a principio del día deberías hacer:

  1. Limpiar la cara.
  2. Aplicar el tónico.
  3. Aplicar la crema hidratante.
  4. Aplicar la protección solar.
  5. Y por último el maquillaje.

Entre las diferentes aplicaciones dejaremos pasar un rato para que se absorba el producto anterior.

Si estás en la montaña y quieres utilizar repelente contra insectos, espera 30 min después de aplicarte el protector solar.

¿Me puede provocar alergia un protector solar?

Como todo producto químico, puede ocasionar una alergia, si tienes dudas primero realiza una prueba de alergia: Utiliza una pequeña cantidad de producto en la zona de la muñeca, si aparecen síntomas alérgicos utiliza otro preparado. Podría aparecer: prurito (picor), enrojecimiento, escozor y/o ampollas. Siempre revisa que no esté caducado.

¿Cuándo y cómo me pondré el protector solar?

Utilízalo 30 min antes de exponerte al sol. En el caso de un protector de labios 45-60 min antes y al menos FPS 15.

La cantidad para un adulto viene a ser unos 30 ml (como un vaso de chupito). Como medidas aproximada «lo que quepa en el hoyo de la palma de la mano».

El protector se aplicará por toda la piel expuesta al sol y se masajeará hasta que el blanco de la crema desaparezca. En aerosol agitar y con la recipiente en vertical aplicar una capa generosa en la piel (tener en consideración la dirección del viento, vigilar los ojos y si hay niños cerca).

Se debe cubrir TODA la piel expuesta al sol, no olvidar ni la nariz, las orejas, la parte superior (dorso) del pie, manos y hasta la raya del pelo o, en caso de calvicie, toda la cabeza.

En la zona de la cara hay que ser más cuidadosos ya que gran parte de los cánceres de piel aparecen en la nariz o cerca de ella.

Si se utiliza en aerosol, es mejor primero poner el aerosol en las manos y posteriormente aplicarlo haciendo un masaje en la cara, no directamente el aerosol en la cara.

¿Cuándo repetir la aplicación?

Como ya hemos dicho seguiremos esta rutina:

[list style=»sun1″ color=»accent2″]

  • La primera aplicación unos 30 min antes de exponerte al sol.
  • La segunda aplicación, se recomienda hacerla 30 min. después de la primera.
  • Posteriormente repetirla cada 2 horas aproximadamente.

[/list]

¿Qué puedes hacer más para protegerte?

Aparte de utilizar el protector solar se recomienda estar a la sombra, evitar las horas puntas (de 10 a 15h), utilizar ropa protectora, utilizar gafas de sol homologadas para rayos UVB + UVA (los rayos UV pueden provocar cataratas).

¿Alguna consideración especial para los niños pequeños?

Evitar exposición solar en horas puntas (10-15h), utilizar protección solar específica para su edad.

Los niños menores de 6 meses, como que su piel no se ha madurado, no deberían estar expuestos al sol ni utilizar agentes químicos como los protectores solares. Si tienen que salir a la calle, hacerlo con sombra.

En un niño mayor de 6 meses, utiliza un protector de amplio espectro y como mínimo de FPS 30.

Se recomienda vestir a los niños con ropa que cubra las extremidades, llevar sombrero o gorra y gafas de sol.